September 21, 2020

La compra de Bitcoin de 250 millones de dólares por parte de Microstrategy es una consecuencia

Cuando una empresa pública decide invertir unos 250 millones de dólares en un activo que fue ampliamente atacado hace más de una década, dice mucho sobre cómo ha cambiado el mundo. Las razones y el momento de la incursión de Microstrategy no podría haber llegado en mejor momento para los inversores de la compañía.

Los constantes recordatorios sobre la disminución de la fortuna del dólar estadounidense por un lado y el creciente reconocimiento de Bitcoin Profit por otro cuentan la historia de un mundo cambiante.

Un entorno cambiante

Para ilustrarlo, se ha informado que la Reserva Federal de los EE.UU. ha impreso más dinero en dos meses de lo que había hecho en más de cuatro décadas. Tal hazaña sin precedentes significa que no puede ser un negocio como de costumbre. Tiene que haber una respuesta a esta nueva normalidad.

De manera similar, la historia de la Oficina del Contralor de la Moneda (OCC), dando luz verde a los bancos para ofrecer servicios de custodia de criptografía, es otra señal importante. Es una señal que refuerza la noción de que el mundo ha cambiado y que las empresas necesitan aceptar esto. El jefe de contralor de divisas pro-fintech de la OCC, Brian Brooks, aclara este punto en una entrevista reciente.

En otro lugar, un tribunal de EE.UU. había dictaminado que el bitcoin es una forma de dinero. Las implicaciones de tal fallo son potencialmente de gran alcance.

Mientras que tales señales podrían hacer parecer obvio que las compañías necesitan invertir en bitcoin, parece que se necesitaba un catalizador mucho más grande para poner en marcha las cosas. Desafortunadamente, tuvo que tomar algo de la escala de Covid-19 para poner a las compañías en acción. La rápida propagación del virus desencadenó una cadena de acontecimientos extraordinarios que finalmente condujeron al colapso de los mercados financieros mundiales.

La inevitable (si no alarmante) respuesta de los gobiernos de todo el mundo añadió un nuevo sentido de urgencia al tema de la adopción de las criptodivisas. Ya se trate de la verificación de los estímulos o de cualquier otro plan de bienestar con un nombre adecuado, la respuesta de los gobiernos no tiene precedentes. Esas intervenciones extinguieron toda esperanza de que la era de la creación desenfrenada de dinero terminara con la crisis financiera de 2008/9.

Mientras tanto, antes de que los gobiernos intervinieran bombeando dinero, el colapso de los mercados en marzo había alarmado a los inversores. La carnicería que vio cómo mercados de valores como el de la Bolsa de Valores de Nueva York suspendía las operaciones varias veces en un corto espacio de tiempo, demostró cuán vulnerables son los mercados financieros.

Bitcoin una mejor cobertura de la inflación

Aunque Bitcoin se estrelló inicialmente junto con los mercados financieros mundiales, se recuperó y muy rápidamente también. Los que compraron el activo digital se dieron cuenta de que tenía más posibilidades de proteger los fondos contra la inevitable inflación que los activos fijos.

La generosidad sin precedentes del gobierno de EE.UU. seguramente causará inflación y dilución de valor. Por lo tanto, se necesita algo más para actuar como una cobertura y para la microestrategia ese algo es bitcoin.

No hay duda de que la ayuda del gobierno en tiempos como estos es bien intencionada como George Ball, el ex CEO de Prudential Financial comentó en una entrevista. Sin embargo, los efectos negativos de tal generosidad -que parecen no tener límites- superarán a los positivos a medio y largo plazo.

Independientemente de las circunstancias que justificaron la decisión, cualquier adición de dinero nuevo a lo que ya está en circulación, es inflacionaria. Ball, un antiguo basurero de bitcoin, sabe esto y por eso ahora anima a los inversores a invertir en bitcoin.

Los indicadores habituales de inflación, como el precio del oro, ya muestran que está creciendo. Muchos esperan ahora que el producto básico de refugio seguro, que ya ha alcanzado nuevos máximos históricos, continúe con esta racha.

¿Por qué ahora?

Del mismo modo, muchas personas como los ejecutivos de Microstrategy también creen que el bitcoin, al igual que el oro, puede proteger la riqueza de las malas políticas económicas. Su fe se basa en el hecho de que al igual que el oro, bitcoin tiene un suministro finito. Además, el proceso de extracción o adición de más bitcoin en circulación no puede ser manipulado.

Aunque el oro no puede ser falsificado, en el pasado, algunos lo han intentado e incluso han tenido algún éxito antes de que se les acabara la suerte. Con el bitcoin, hasta ahora esa posibilidad es casi nula. Las tecnologías detrás de bitcoin requieren recursos masivos para que alguien tenga esa posibilidad.